La Alta Cámara de Recursos de la Oficina Europea de Patentes (EPO) ha emitido la esperada sentencia del caso G1/15 sobre solicitudes prioritarias tóxicas (ver aquí). La decisión completa no se ha publicado todavía. De la sentencia se deduce que una reivindicación genérica que abarque varias alternativas de las que sólo una parte de la materia tiene base en la solicitud prioritaria siempre tendrá derecho a una prioridad parcial. Esto significa que la publicación de la solicitud prioritaria no podrá anticipar esta reivindicación. Lógicamente, lo mismo tendría que ser aplicable a las solicitudes divisionales tóxicas: la publicación de una solicitud divisional no debería poder destruir la novedad de la solicitud madre u otra divisional.

Parece que la Gran Cámara de recursos ha enterrado de una vez por todas el tema de las solicitudes prioritarias y divisionales tóxicas. En cualquier caso, tendremos que esperar a la publicación de la decisión para entender el razonamiento y las consecuencias de esta decisión.

Share:

Leave a reply